Search for:

Elegir una dieta ideal es una tarea difícil para todos, independientemente del objetivo perseguido. Es importante que los alimentos adecuados se incorporen lo mejor posible al menú, y no es la única razón por la que hemos escuchado recomendaciones sobre granos naturales y alimentos integrales. Entre esos, podemos destacar la avena. Se puede encontrar en copos e incluso en forma de harina, ofreciendo así un mejor proceso de digestión.

Los puntos positivos no son pocos, es exactamente por eso que crearon la dieta de la avena, que cuenta con un menú elaborado de acuerdo con la inserción del alimento en las comidas, lo que induce a una mayor frecuencia de ingesta de avena, así proporcionando al cuerpo un mejor uso de sus propiedades. Sabemos que la dieta es uno de los principales trucos naturales para adelgazar de forma saludable, así que es importante que conozcamos mejor cómo funciona la dieta de avena.

Beneficios de la avena

El alimento no lleva su nombre asociado a la dieta al azar. Es interesante saber que la inclusión de la avena en el plan alimentario puede no sólo contribuir a su pérdida de peso, sino también a que obtenga una mejor calidad de vida. Los copos y la harina de avena pueden ayudar a controlar el peso sano y también reducir los niveles de colesterol en el torrente sanguíneo. Incluso los estudios indican que, entre los beneficios para la salud, la avena puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

La avena sigue siendo rica en fibra soluble, lo que puede ayudar a la sensación de saciedad durante un período más largo después de las comidas. También contribuye al buen funcionamiento de la flora intestinal. La dieta de avena todavía puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL, no afecta a los niveles de colesterol HDL y se ha utilizado para demostrar su eficacia como alternativas de medicamentos para reducir el colesterol malo.

Se afirma que la avena puede convertirse en una villana en una dieta, ya que es fuente de carbohidratos, pero conviene destacar que se caracterizan por ser de bajo índice glucémico, lo que ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo.

Además de estas contribuciones, la avena todavía contiene fitonutrientes, que pueden denominarse lignanas, que son beneficiosos para la salud del corazón.

¿Cómo funciona?

La dieta de la avena consiste en sustituir una o dos comidas de avena al día. Esto puede ser un gran beneficio para su salud, especialmente cuando se consume de forma controlada, lo que le permitirá disfrutar mejor de las propiedades del alimento.

El método más sencillo de poner en práctica la dieta de la avena es variando la cantidad consumida en tres fases.

Fase 1:

La primera semana se recomienda consumir únicamente avena. Puedes comer medio vaso de avena en cada comida. Es importante resaltar que puedes combinar la avena con leche desnatada, si quieres. Se recomienda consumir la harina de avena, ayudando así a un proceso de digestión más rápido.

El consumo calórico recomendado para los siete primeros días debe ser de 900 a 1200 calorías al día.

Fase 2:

Los próximos 30 días deben mantenerse con un consumo de media taza de harina de avena, pero a partir de entonces sólo puede consumirse tres veces al día, pero manteniendo siempre la dieta regular.

En esta fase, se recomienda priorizar el consumo de harina de avena para que las comidas sean mejor digeridas.

Un bocadillo en la mañana con frutas y un bocadillo en la tarde con vegetales crudos puede ayudar al equilibrio y buen funcionamiento del organismo.

El consumo diario permitido en esa fase es de 1000 a 1.300 calorías.

Fase 3:

Después de los 30 días de la segunda fase, podrás mantener tu dieta normal. Obviamente, reconociendo los beneficios que la avena puede ofrecer, la mantienes en una comida y un bocadillo de tu día.

Write A Comment