Search for:
Califica este artículo!

Cuando se obliga a un músculo a realizar un movimiento soportando un peso estático estamos hablando de Ejercicios isotónicos.

Este tipo de ejercicio se realiza para hacer crecer el músculo  y que a la vez se haga más fuerte a través de movimientos en los cuales el musculo ejerce presión para poder crear menor o mayor resistencia dependiendo del peso que levante.

Al hablar de Ejercicios isotónicos se está haciendo referencia básicamente al levantamiento de pesas a través de mancuernas, barras con pesos o máquinas destinadas para tal fin.

Los tipos de Ejercicios isotónicos son los siguientes:

Tomando en cuenta que los Ejercicios isotónicos son aquellos en los que se usa la fuerza generada  en el músculo y que se aumenta de acuerdo a la fuerza y  a la resistencia de aquel sobre el cual se está practicando, la ganancia de fuerza se producirá en el punto más débil de la contracción.

Dentro de este tipo de ejercicios se encuentran dos tipos de contracciones que se mencionan a continuación:

Contracciones isotónicas concéntricas:

Ocurre cuando un músculo desarrolla la tensión suficiente para superar una resistencia, en el momento que se corta y moviliza. A medida que el músculo se acorta se genera menos fuerza. Cuando menor sea la velocidad de acortamiento mayor es la tensión que se genera.

Contracciones isotónicas excéntricas:

Este tipo de contracción isotónica se conoce de esta manera en el momento en que el músculo desarrolla una tensión mayor que la tensión ejercida.

Los ejercicios de este tipo aumentan la fuerza de los músculos que se trabajen, especialmente los bíceps.

Los ejercicios de esta naturaleza favorecen al sistema cardivascular que implican movimientos de articulaciones y el acortamiento alargamiento de un músculo.

En fin los Ejercicios isotónicos se realiza con una carga por lo general variable aunque hay quienes lo realizan con carga constante y en la medida que el músculo se alargue y contraiga, produce el crecimiento del mismo.

Ejemplos de Ejercicios isotónicos

Como ejemplos de estos ejercicios se encuentran los saltos, el peso muerto, correr o realizar flexiones, cuya práctica son los más comúnmente ejecutados.

 

 

 

1 Comment

Write A Comment